6 cosas que debes saber de Ciudad Perdida Colombia antes del viaje

06/07/2022

/   Por: 

Carlos Araque Rojas
Ciudad perdida colombia

El Machu Picchu Colombiano, la Ciudad Perdida Colombia o el Parque Arqueológico Teyuna, es uno de los sitios más relevantes de la historia precolombina latinoamericana, ubicado en las alturas de la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia, es frecuentado por viajeros de todo el mundo en búsqueda del contacto con lo natural, cultural y espiritual; sin embargo, son muchas las dudas previas al viaje, algunas en torno a cuestiones logísticas y otras más asociadas a las experiencias y culturas que conocerás y en este blog te las resolveremos.

¿Dónde están los indígenas que construyeron la Ciudad Perdida?

Muchos viajeros al llegar al Parque Arqueológico Teyuna o mejor conocido como Ciudad Perdida Colombia, piensan que van a encontrar una Ciudad donde habitan indígenas y no es así, en la zona propia del parque donde están las terrazas, los muros, escalones y caminos en piedra, no viven indígenas, es una zona de conservación arqueológica considerada como un sitio sagrado y usada por las comunidades indígenas existentes para realizar de forma eventual reuniones y rituales.

Fueron los Tayronas quienes construyeron la Ciudad Perdida Teyuna, un asentamiento más antiguo que el Machu Picchu de los Incas en Perú, pero a partir del año 1500 se despobló debido a la colonización española y a las enfermedades importadas, hasta ese momento desconocidas, que ocasionaron la muerte y la reducción drástica de los Tayronas, quienes se vieron forzados a abandonar las alturas en las montañas.

Pero este abandono no solo se debió a las enfermedades, hasta el siglo XVI los Tayronas mantenían un sistema económico de intercambio de productos, sistema que quebró debido a que el control español sobre la economía se concentró en las costas y en las tierras bajas y este proceso forzó poco a poco el desplazamiento de los habitantes.

Entonces… ¿No tendré contacto con comunidades indígenas?

Los Tayronas se extinguieron hace siglos, sin embargo, existen sus descendientes, herederos de sus tradiciones, las comunidades indígenas: Koguis, Wiwas, Arhuacos y Kankuamos. En el camino a Ciudad Perdida te encontrarás un asentamiento indígena correspondiente al resguardo indígena Kogui-Malayo-Arhuaco, pero solo lo bordearás en la caminata, posiblemente no tendrás mayor contacto con ellos.

Pero si tendrás un encuentro con la comunidad Wiwa quienes te explicarán sus cosmovisiones y harán una interpretación de todo el paisaje cultural y natural que vas a transitar, que es liberador y espiritual, estamos hablando que vas a encontrarte con una red de caminos en piedra que conectan terrazas contenidas con muros en piedra, es toda una infraestructura megalítica.

En estas terrazas alguna vez se ubicaron templos, viviendas, cultivos y zonas ceremoniales, y son consideradas portales sagrados, en cada terraza encontrarás círculos formados en piedra, que indican las delimitaciones de las viviendas pero que guardan conexión con lo divino, los Koguis por ejemplo, tienen toda una visión de la creación en base a la Diosa Aluna, la madre creadora que trazaba círculos en la superficie para los habitantes, creando espacios sagrados y de protección del mundo exterior, el uso del círculo simboliza protección y fue usado en toda Ciudad Perdida.

Cuando pases por el resguardo Kogui podrás observar sus viviendas y ya tendrás una idea del por qué son circulares.

¿Tengo 60 años, es posible que pueda vivir esta experiencia?

De entrada es una excursión que exige cierto rendimiento físico, estamos hablando que son alrededor de 50 km que serán recorridos en 4 días, atravesando ríos, cascadas y subiendo más de 1000 escalones en piedra para llegar a la cima de la Ciudad Perdida, pero hay diversos puntos de descanso en el camino, bien sea en los hospedajes con camas y hamacas o en las piscinas naturales formadas por el Río Buritaca.

Te encontrarás con guías pacientes que te motivarán en todo el trayecto, este apoyo unido a la adrenalina de estar en medio de la Sierra Nevada de Santa Marta descubriendo paisajes naturales y culturales extraordinarios, con la hidratación y alimentación apropiada serán incentivos que sin duda harán que termines el recorrido.

Hemos tenido a personas con más de 60 años que han hecho esta experiencia, no son los viajeros más frecuentes, pero con paciencia y motivación la experiencia es gratificante y posible, claro que se han tratado de personas con buen estado físico, que caminan todos los días o que están acostumbradas a subir pendientes o hacer trekking, esto demuestra que la edad no necesariamente es un impedimento para vivir aventuras.

Si viajas con adultos mayores, niños o personas con ciertas limitaciones motoras, es importante notificarlo a los asesores comerciales del tour, quienes te aconsejarán y buscarán las mejores opciones para que esta experiencia sea la más divertida y gratificante que puedas tener.

¿Debo llevar dinero en efectivo?

No hay cajeros automáticos ni buena cobertura, lleva efectivo, es posible que en el camino te topes con productos de las comunidades indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, quienes tienen una tradición textil a partir del cultivo de algodón, fique y ganado lanar; entre los productos que podrías encontrar durante el trayecto resaltan las mochilas arhuacas, tutusomas (gorros), mantas, poporos (vasijas), pulseras y demás, el precio de los productos puede rondar desde los 10.000 hasta 300.000 pesos colombianos en el caso de mochilas, que además guardan todo un simbolismo expresado en sus tejidos.

¿Dónde está toda la artesanía de los Tayronas?

Los Tayronas se caracterizaron por ser extraordinarios ingenieros, artesanos, orfebres, talladores de piedra y hueso y hasta navegantes, pero los productos que se conservan de esta antigua civilización no están en la Ciudad Perdida, hay más de 900 piezas exhibidas y conservadas en el Museo del Oro en Bogotá y en el Museo Tayrona en Santa Marta (a 80 km de Ciudad Perdida), hay piezas de orfebrería, cerámica, hueso, concha y lítico o piezas talladas en piedra, así que después de visitar Ciudad Perdida podrías considerar visitar estos museos que te ayudarán a reconstruir mentalmente esta antigua civilización.

Para que tengas una idea:

Encontrarás… “objetos y figurinas de oro que hoy día son casi imposibles de replicar con técnicas modernas. Cientos de miles de cuentas de collar en cornalina, cuarzo translúcido, jadeita, cuarzo lechoso, andesita, y concha, todas perfectamente perforadas y pulidas, brillantes aún después de siglos de haber sido fabricadas. Largos bastones de mando en piedra finamente tallados y pulidos, hachas monolíticas, placas aladas con diseños de murciélagos, pesas de red perforadas y pulidas”.

(Giraldo , 2012)

La entrada al Museo del Oro en Bogotá tiene un precio de 4.000 pesos colombianos y si eres una persona de la tercera edad es gratuita y la entrada al Museo Tayrona en Santa Marta es totalmente gratuita y sin reservación previa.

¿Qué debo llevar a Ciudad Perdida Colombia?

  • Equipaje ligero.
  • Botas de trekking en lugar de tenis deportivos.
  • Sandalias para descansar en las piscinas naturales.
  • Camisetas sintéticas.
  • Sudadera larga.
  • Vestido de baño, bermudas o similares.
  • Toalla.
  • Medias largas.
  • Botella de agua de 1 litro, la cual podrás llenar en todos los campamentos que atravieses con agua purificada.
  • Medicamentos personales.
  • Equipo fotográfico.
  • Impermeables de protección contra la lluvia.
  • Producto contra los insectos
  • Elementos personales de aseo
  • Linterna.

En Esariri.com podrás acceder y conocer a fondo el itinerario sobre esta experiencia, en uno de los sitios arqueológicos más sorprendentes de América Latina junto a los Wiwas, a cuyas comunidades estarás apoyando.

Ciudad Perdida
Ciudad perdida
Cascadas y piscinas naturales
Encuentro con los Wiwas

Fuentes consultadas:

Giraldo , S. (2012). Fluido como el agua, duro como el cuarzo, brillante como el sol: maestros artesanos de la Sierra Nevada de Santa Marta. Lenguaje Creativo de las Etnias Indígenas en Colombia, 454-458.

Manzano, M. (2020). El Círculo Mágico. Geometría Sagrada en Ciudad Perdida.

Pardo, L. (2012). Teyuna, la ciudad perdida de los tayrona: entre la conservación y la concertación. Observatorio del Patrimonio Cultural y Arqueológico OPCA, 14-17.

Viloria, J. (2005). Sierra Nevada de Santa Marta: Economía de sus recursos naturales. Documentos de trabajo sobre Economía Regional. Banco de la República de Colombia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Menú principal

    × Hablar con un asesor